Gobierno de El Salvador, Ministerio de Hacienda



Ministerio de Hacienda

Tránsito Aduanero

TRÁNSITO ADUANERO

Se considera como Tránsito Aduanero, al régimen bajo el cual las mercancías sujetas a control aduanero son transportadas de una Aduana a otra por cualquier vía, con suspensión total de los tributos respectivos.

Las mercancías en Tránsito Aduanero, estarán bajo custodia y responsabilidad del transportista, sin perjuicio de las responsabilidades de terceros.

El Tránsito Aduanero, deberá efectuarse únicamente en medios de transporte inscritos y registrados ante el Servicio Aduanero. Los medios de transporte con matrícula de los Estados Parte (de la región Centroamericana) utilizados para realizar el tránsito aduanero, pueden ingresar y circular en el territorio aduanero, previo cumplimiento de las formalidades exigidas.

Estas unidades podrán utilizarse, a su salida del territorio aduanero por cualquier Aduana, para el transporte de carga destinada directamente a la exportación o reexportación y no podrán prestar servicios de transporte interno de mercancías.
Los vehículos con matrícula de los Estados Parte, se regirán por los acuerdos regionales y tratados internacionales.

Cuando el tránsito de mercancías se realice en unidades de transporte a las que no pueda ser posible colocarles dispositivos de seguridad, la Autoridad Aduanera establecerá las medidas de seguridad necesarias, para realizar el tránsito aduanero; tales como, comprobación de las mercancías, toma de muestras, requerimiento de la factura comercial de las mercancías o colocación de precintos o señales de identificación en los bultos, utilización de lonas, fajas, sujetadores especiales y demás complementos para sujetar la carga.

El Tránsito Aduanero, podrá ser internacional o interno y se regirán por lo dispuesto en el CAUCA  y su Reglamento, los que se detallan a continuación:

TRÁNSITO ADUANERO INTERNACIONAL TERRESTRE

El Tránsito Aduanero Internacional se define como el régimen aduanero con arreglo al cual las mercancías son transportadas bajo control aduanero desde una Aduana de Partida hasta una Aduana de Destino en una misma operación, en el curso de la cual se cruzan una o más fronteras.
 
Para las mercancías que circulan por el territorio nacional bajo el régimen de Tránsito Aduanero Internacional Terrestre, la Autoridad Aduanera podrá realizar la inspección física con base a gestión de riesgos.

Conceptualización:
Aduana de Partida: La Aduana de un país signatario (Se refiere a un país de la región centroamericana) que autoriza el inicio de una operación de Tránsito Aduanero Internacional.
 
Aduana de Paso: La Aduana de entrada o salida de un país signatario, ubicada en una de sus fronteras u otra que este autorizada por el servicio aduanero, por la cual previo control, las mercancías cruzan con motivo de una operación de Tránsito Aduanero Internacional.
 
Aduana de Destino: La Aduana de un país signatario, en donde termina una operación de Tránsito Aduanero Internacional.
 
Declaración de Mercancías para el Tránsito Aduanero Internacional Terrestre o Declaración Única de Tránsito: Documento aduanero en el que se amparan las mercancías y que consta de todos los datos e informaciones legamente requeridos para la operación de Tránsito Aduanero Internacional.

 Responsabilidades

Es responsabilidad de cada Aduana, dejar constancia de las operaciones de control aduanero en la Declaración de Tránsito; asimismo, el transportista es responsable de dar cumplimiento a los plazos estipulados para efectuar el tránsito, y constatar que existe evidencia en la Declaración, del control efectuado en las diferentes Aduanas por las que ha transitado, incluyendo las de los países signatarios.
Todo medio de transporte utilizado para el transporte de mercancías en los países signatarios, debe cumplir las condiciones establecidas en el Art. 11 y 12 del Reglamento sobre el Régimen de Tránsito Aduanero Internacional Terrestre, además debe estar inscrito como transportista en el país donde esté registrado el medio de transporte, conforme lo dispone los Arts. 37 y siguientes de dicho Reglamento (Lo anterior es aplicable al Tránsito Aduanero Interno).
El marco regulatorio está definido en el Reglamento sobre el Régimen de Tránsito Aduanero Internacional Terrestre.

Aduana de Partida - Inicio

El Transportista se presenta a la Aduana con dos ejemplares de la Declaración de Mercancías para el Tránsito Aduanero Internacional Terrestre (DTI o DUT) y los documentos adjuntos que exige el régimen, previamente transmitidos en el Sistema TIM (Sistema de Tránsito Internacional de Mercancías para Mesoamérica), debiendo completar el formulario de compra de marchamo, pagando el mismo en la Colecturía o Banco correspondiente.
 
Un Funcionario de la Aduana, verificará la documentación y  colocará el marchamo en el medio de transporte en presencia del motorista.
La legislación aduanera faculta al servicio aduanero, a comprobar si la descripción de las mercancías concuerdan con las descritas en el tránsito, incluyendo también cuando corresponda, la inspección física de las mercancías, según el Art. No. 9 del Reglamento sobre el Régimen de Tránsito Aduanero Internacional Terrestre.
De no haber irregularidades en la documentación, el Servicio Aduanero, iniciará el tránsito en el sistema informático y devolverá los documentos originales al Transportista, quien debe verificar la ruta, el plazo y el número de marchamo; para iniciar su viaje, con destino a la aduana correspondiente.
 
En las operaciones de Tránsito Aduanero Internacional Terrestre se deberán considerar las disposiciones contenidas en los siguientes enlaces:
Servicio en Aduana de Partida relacionado al Tránsito Internacional Terrestre

Instructivo 1 - 2005 Rutas y plazos para realización de tránsitos

Implementación y Consolidación del TIM DACG No. DGA-011-2012

Aduana de Paso

En la Aduana de paso, el Transportista presenta la documentación relacionada al Tránsito Internacional Terrestre (DTI o DUT) para el control aduanero. El Funcionario Aduanero revisa la documentación, constata que el o los precintos aduaneros (marchamos) no hayan sido violentados (a excepción de los medio de trasporte abiertos), así como el buen estado de la unidad de trasporte.
En toda aduana de paso, el funcionario aduanero comprobará el cumplimiento del plazo y la ruta fiscal definida.
Si todo está correcto, autoriza la continuación del tránsito; caso contrario, se aplica la legislación aduanera vigente.

Aduana de Destino Fin de Tránsito

Al arribo del medio de transporte a la Aduana de Destino, el Transportista presenta el Manifiesto de Carga y la Declaración de Tránsito (DTI o DUT) para ser sometida al control aduanero. Si todo está conforme a la normativa aduanera, se finaliza el tránsito; caso contrario, se le aplicarán las sanciones correspondientes.
Entre las principales infracciones sujetas a sanciones, descritas en el Art. 32 del Reglamento sobre el Régimen de Tránsito Aduanero Internacional Terrestre, sin perjuicio que lleguen a tipificarse como delito, están las siguientes:
- Falta o ruptura del precinto aduanero, o bien la alteración de las marcas de identificación en casos de medios abiertos.
- Trasportar mercancías distintas o en cantidades diferentes a las declaradas.
- Transbordar mercancías de un medio de transporte a otro sin la autorización respectiva.
- Transitar fuera de las rutas establecidas sin causa justificada.
- Incumplimiento de los plazos fijados.
- Falsificar o alterar datos de la declaración del tránsito.

TRÁNSITO ADUANERO INTERNO

Tránsito aduanero es el régimen bajo el cual las mercancías sujetas a control aduanero son transportadas de una aduana a otra por cualquier vía, dentro del territorio nacional, con suspensión total de los tributos respectivos.

Las mercancías en tránsito aduanero estarán bajo custodia y responsabilidad del Transportista, sin perjuicio de las responsabilidades de terceros.

Los medios de transporte para este fin, deberán estar registrados y autorizados por la Dirección General de Aduanas.

Sólo vehículos con placas salvadoreñas podrán realizar el tránsito, en cumplimiento del Art. 38-A, de la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

Recepción de la Declaración para el Tránsito Aduanero Interno.

Previo a la recepción de la Declaración de Mercancías para el Tránsito Aduanero Interno, el Transportista verifica en ésta, el cumplimiento a lo establecido en el Artículo 320 del RECAUCA, y además que dicha Declaración contenga al menos los siguientes elementos:
  a) Identificación de los dispositivos de seguridad;
  b) Identificación de la Aduana y lugar de destino;
  c) Nombre del Consignatario;
  d) Número y fecha del documento de transporte tales como: Conocimiento de embarque, guía aérea o carta de porte, individualizados;
 e) Número y fecha de la o las facturas comerciales asociadas a las mercancías cuando se trate de una compraventa internacional, o documento equivalente en los demás casos;
  f) Valor de las mercancías de acuerdo a la factura comercial, cuando se trate de una compraventa internacional, o documento equivalente en los demás casos;
  g) Fecha y firma del Declarante;

Con la Declaración de Mercancías para el Tránsito Aduanero Interno, el servicio aduanero exigirá que se adjunten los documentos siguientes, relacionados con el Artículo 321 del RECAUCA.

a) Factura comercial cuando se trate de una compra venta internacional, o documento equivalente en los demás casos;

b) Documentos de transporte, tales como: conocimiento de embarque, carta de porte, guía aérea u otro documento equivalente;
c) Licencias, permisos, certificados u otros documentos referidos al cumplimiento de las  restricciones y regulaciones no arancelarias a que estén sujetas las mercancías, y demás autorizaciones;
Para la entrega de la documentación antes descrita, se podrá recibir copias de originales en el caso de los dos primeros literales.

Inicio de Tránsito Aduana de Partida

Cada unidad de transporte deberá transitar amparada a una Declaración de Mercancías para el Tránsito Aduanero Interno, quedando archivados por el Servicio Aduanero los documentos que la sustentan, cuando éste así lo disponga.
Siempre que se cumplan las condiciones establecidas en el Régimen de Tránsito Aduanero, las Autoridades Aduaneras controlarán el estado de los marchamos o dispositivos de seguridad, adquirido previamente por el transportista y otras medidas de control en los puntos de Inicio del Tránsito. También vigilará el cumplimiento de las disposiciones relativas a seguridad pública, control de drogas, moralidad o sanidad pública y las demás que tengan la obligación de hacer cumplir.
La Aduana competente establecerá los plazos y fijará las rutas, para la operación de tránsito en el territorio aduanero.
El cómputo del plazo, para el tránsito iniciará a partir del registro de autorización de salida del medio de transporte en el sistema informático del Servicio Aduanero en la Aduana de Partida, operado por la Autoridad Aduanera o el responsable de las instalaciones habilitadas.
Una vez autorizado el Inicio del Tránsito, el Transportista deberá retirar el medio de transporte del recinto aduanero de forma inmediata.

Interrupción de Tránsito

En caso de accidentes u otras circunstancias constitutivas de caso fortuito o fuerza mayor, ocurridos durante el tránsito a través del territorio aduanero, el Transportista debe impedir que las mercancías circulen en condiciones no autorizadas; por lo que además de la intervención de las autoridades competentes, estará obligado a informar de inmediato a la Autoridad Aduanera más cercana, a efecto de que adopte las medidas necesarias para la seguridad de la carga. Igualmente puede notificar a la Autoridad Policial para que le brinde seguridad y pueda brindarle constancias de la interrupción del tránsito para efectos de la justificación en caso de vencimiento del plazo otorgado para el tránsito aduanero. (Lo anterior también es aplicable para el Tránsito Aduanero Internacional Terrestre)

Finalización del Tránsito Aduana de Destino

Inspección del Medio de Transporte
En aquellos casos, donde no existe una interrupción en el tránsito o habiéndose solventado la misma, el transportista entrega Declaración de Tránsito a la Autoridad Aduanera, para que proceda a inspeccionar el medio de transporte y a corroborar si los marchamos o dispositivos de seguridad autorizados se encuentran en buen estado y si se han cumplido los plazos de tránsito.

De no encontrarse ninguna irregularidad, la Autoridad Aduanera o el responsable del Depósito Aduanero u otros lugares habilitados para tal efecto, darán por recibido el medio de transporte.

De existir alguna irregularidad, el medio de transporte deberá permanecer en las instalaciones de la Aduana de Destino, Depósito Aduanero u otros lugares habilitados para tal efecto, sin manipulación alguna. La Aduana de Destino ordenará la inspección inmediata del medio de transporte y tomará las acciones administrativas que correspondieren.

La Aduana de Destino, comunicará en forma electrónica o por otros medios a la Aduana de Partida, la llegada del medio de transporte en tránsito, así como las irregularidades presentadas en la recepción si hubiere.

La investigación de los tránsitos no recibidos, otras irregularidades y la aplicación de sanciones será responsabilidad de la Aduana de Destino, para ello la Aduana de Partida prestará toda la colaboración que sea necesaria. En caso de disconformidad, la Autoridad Aduanera, estará facultada para solicitar la información que sea necesaria al transportista aduanero y demás auxiliares, que participaron en el tránsito y adoptará las acciones administrativas que correspondieren.

En caso de los tránsitos no recibidos, o no finalizados en el plazo establecido, el medio de transporte no podrá ser utilizado para realizar un nuevo tránsito o traslados internos, hasta que se cumpla el arribo de la operación precedente o justifique el motivo del incumplimiento del plazo.

El régimen de Tránsito Aduanero, se cancelará en el sistema informático del Servicio Aduanero, operado por la Autoridad Aduanera o el responsable de las instalaciones habilitadas, con la entrega y la recepción completa de las mercancías en las instalaciones de la Aduana de Destino, del Depósito Aduanero u otros lugares habilitados al efecto, según el caso.